Urtarrilak 24: Broker

Broker

Japonia, Hego Korea (129′)

Zuzendaria: Hirokazu Koreeda

Gidoia: Hirokazu Koreeda

Argazkilaritza:  Hong Kyung-pyo

Musika: Jaeil Jung

Aktoreak: Song Kang-ho, Gang Dong-won, Doona Bae, Iu, Lee Joo-young, Bek Hyun-jin..

Sinopsis:

Una noche lluviosa una joven abandona a su bebé a las puertas de una iglesia. El recién nacido es recogido por dos hombres que se dedican a robar bebés abandonados para venderlos a padres dispuestos a pagar una tarifa. Cuando la joven regresa a la iglesia, arrepentida, descubre el negocio ilegal de ambos hombres y decide unirse a ellos para encontrar a los padres adoptivos más adecuados. En este inusual viaje por carretera, el destino de los que se crucen en la vida del niño cambiará radicalmente.

Sinopsia:

Gau euritsu batean, neska gazte batek eliza baten atarian uzten du bere haurtxoa. Abandonatutako haurtxoen lapurretan diharduten bi gizonek jasoko dute jaioberria, tarifa bat ordaintzeko prest dauden gurasoei saltzeko asmoz. Neska gaztea damututa itzuliko da elizara, eta bi gizonen legez kanpoko negozioa deskubrituko du han. Horiekin bat egitea erabakiko du adopziozko guraso aproposenak aurkitzeko. Errepidean zeharreko ezohiko bidaia horretan, haurraren bizitzan gurutzatuko direnen etorkizuna erabat aldatuko da.

Sariak:

Cannes 2022: Saria aktore onenari, Song Kang-ho

Familia berri baten bila (Berria, 2022ko abenduak 17)

Hirokazu Koreeda japoniarraren azken filmak jaioberri bat adopzioan hartuko duten gurasoen bila egindako bidaia bat du oinarri

Hego Korean, 2009az geroztik, eliza batzuen kanpoaldean baby box deitutako kutxa batzuk daude. Haurren kargu egin ezin daitezkeen gurasoentzako kutxak dira: haurra bertan utzi, eta elizako kideek leku seguru batera eramango dute; familia berri bati emango diote adopzioan, edo umezurtz etxe batean utziko dute. Buzoi itxurako kutxa horiek otarre bat dute barruan, baita argitxo bat ere. Atea ixtean, sehaska kanta bat entzuten da, eta eliza barruan kanpaitxo bat aktibatzen du, kutxa ireki dela abisatzeko. Elizako kideak, kanpaia entzutean, kanpora irteten dira gurasoekin hitz egitera, iritzia alda dezaten.

Broker filmaren lehen eszenaren protagonista da baby box horietako bat. So-young ama gazteak elizako atarian utziko du bere haurra, kutxa barruan. Elizako boluntario Dong-soo-k, ordea, ez du amaren iritzia aldatzeko saiakera egingo; haurra hartu, eta eraman egingo du. Ama, damututa, haurraren bila itzuliko da, eta, bertan ez dagoela ikusirik, haren bila abiatuko da. Horrela deskubrituko du Dong-sook eta haren lagun Sang-hyeon-ek duten negozioa: elizan abandonatzen dituzten haurrak saltzen dituzte. So-young bi gizonen bidaiara batuko da: haurrarentzat familia berri bat bilatzeko bidaiara.

Road trip eran kontatu du Hirokazu Koreedak haurrak saltzeko negozioa abiapuntu duen istorioa. Furgoneta batean abiatuko dira protagonistak, Woo-sung jaioberriarentzat egokiak diren gurasoak aurkitu nahian, eta bidaian zehar gurutzatuko diren pertsonaiak furgoneta barruan doazenen harremanak eraldatuz joango dira. Hala, zinemagilearen filmetan ohikoa bilakatu den familiaren ikuspegi ez-konbentzional bat erakutsiko du japoniarrak, eta samurtasunez eraikitako pertsonaiak jarriko ditu erdigunean, haien alderdi ilunak ezkutatu gabe, baina enpatiaz beteriko begiradaz.

Koreedaren familiak

Zinemagile japoniarrak filmografia luzea du bizkarrean, eta familiaren garrantzia, familiarteko harremanak eta odol harremanik ez duten familiak landu izan ditu bere filmetan. Sentsibilitate handia du Koreedak familiak erretratatzeko garaian; detailez beteriko erretratuak dira harenak, eta harreman familiarrei begiratzeko era berezia du, oso pertsonala: jada Koreedaren zigilu bihurtu den begirada.

Familia istorio horiek kontatzeko, dramaz baliatu ohi da Broker-en zuzendaria; gai gogorrak lantzen dituzten filmak sinatzen ditu. Horrela, Kiseki-n (2011) banandurik bizi diren bi anaiaren istorioa kontatu zuen; Soshite Chichi ni Naru-n, aita baten mundua hankaz gora jartzen ikusi genuen, ospitaleko langileek bere semea beste haur batengatik aldatu zutela kontatzen diotenean; gurasorik gabe hazteari buruzko hausnarketa zekarren Umimachi Diary-k; eta Manbiki kazoku-n, bizirik irauteko arazoak zituen familia ezohiko baten istorioa kontatu zuen. Familia eta familia eratzen duten harremanak erdigunean dituzten drama horiek kontatzerako garaian, ordea, zinemagile japoniarrak dramatismotik urruntzen duen formula bat topatu du, lantzen dituen gaien gordintasunari uko egin gabe.

ENTREVISTA CON EL DIRECTOR (extraido de Pressbook Avalon)
P) ¿Cuál fue el punto de partida de Broker?
R) Cuando estaba rodando De tal padre, tal hijo, me empezaron a llamar la atención conceptos como las cajas de bebés y la adopción. Creo que ese interés se reforzó porque mi hijo nació por esa época. En Japón, descubrí que existían las cajas de bebés gracias a un libro y luego tuve la oportunidad de profundizar en el tema cuando participé en un programa sobre el tema. Investigando por mi cuenta, descubrí que en Corea también había algo parecido a las cajas de bebés y que era mucho más frecuente su uso. Además, era un tema de debate en la sociedad, no como en Japón. Por aquellos tiempos, también andaba en conversaciones con Song Kang-ho, Kang Dong-won y Bae Doona para hacer una película juntos en Corea. Sentía que con ellos podía convertir esa idea que tanto me interesaba en una película. En otoño de 2016, redacté una sinopsis de la trama de 4 o 5 páginas que titulé «Cradle» («Cuna») con ellos tres como reparto en mente. Y así empezó Broker.
P) ¿Qué tipo de historia quiere contar con Broker?
R) Mientras escribía el guion y me documentaba en Corea, conocí historias de chavales a los que habían abandonado en cajas de bebés. No paraban preguntarse si deberían haber nacido y sentí la necesidad imperante de hacer una película que les diese respuesta. Desde el principio, lo planteé como la historia de un traficante que vendía los bebés que depositaban en la caja, pero a la vez quería que fuese una historia sobre cómo dos mujeres «se vuelven madres» a través de la relación con su bebé. Con un tema así, no quería que la película tuviese un final en el que los niños abandonados se arrepienten de haber nacido, ni la madre de haberlos tenido. Quería que el mensaje de la película fuese: «Es bueno haber nacido». Por eso, Broker es una película sobre la vida.
P) ¿Cuáles fueron sus motivos para escoger a Song Kang-ho, Kang Dong-won, Bae Doona, Lee Ji-eun y Lee Joo-young como actores?
R) Para empezar, para el personaje de Sang-hyun tuve a Song Kang-ho en mente desde que empecé a estructurar el guion. Pensé que el personaje, tan aparentemente materialista pero tan humano a la vez, sería una forma vistosa de resaltar las dos facetas de Song Kang-ho como actor. En cuanto a Kang Dong-won, me impresionó mucho en la película Secret Reunion. Recuerdo especialmente su mirada en la película, era muy penetrante pero también transmitía soledad. Además, quería rodarle con una enorme pena cargada en esos hombros tan anchos. Y con respecto a Bae Doona, le mandé las 4-5 páginas del borrador de la trama. Luego coincidimos en Japón y hablamos de cómo convertirlo en una película. Bae Doona es una experta en rellenar esos pequeños vacíos que van más allá de la interpretación. Por ejemplo, las pausas sutiles en una frase o entre diálogos. En cuanto a Lee Ji-eun, me enamoré por completo de sus matices interpretativos en Mi señor. Me sorprendió su capacidad para mantener esa interpretación contenida durante toda la serie. Además su voz ligeramente ronca me cautivó. Para el papel de la inspectora Lee, vi a un montón de actrices veinteañeras con muchísimo talento. Entre ellas estaba Lee Joo-young de la serie Itaewon Class y la película A Quiet Dream. Me pareció que su aspecto formal pero alegre encajaba a la perfección con la inspectora Lee.
P) Durante el rodaje, ¿hubo problemas de comunicación entre los actores y el equipo por hablar distintos idiomas?
R) Puede haber problemas de comunicación incluso entre quienes hablan el mismo idioma. Me pasa hasta cuando trabajo en Japón. Lo importante es ver cómo superas ese obstáculo. En nuestro caso, lo superamos compartiendo espacios y admirando lo bien que salían las tomas o lo bien que se han interpretado. Superar la barrera idiomática de esa forma fue una experiencia maravillosa.
P) ¿Qué tipo de película espera que sea Broker para el público?
R) Creo que le corresponde al público decidir qué le parece la película. Sin embargo, puedo afirmar con total seguridad que cada actor que aparece en la película, bebé incluido, ha hecho un trabajo extraordinario. Es una película en la que se disfruta con las interpretaciones. Espero que los espectadores disfruten al máximo de ese aspecto.

Informazio gehiago / Más información:

http://www.avalon.me/distribucion/catalogo/broker

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.